HUARTE – BERIÁIN. 30 KILÓMETROS 100 METROS

abril 19, 2016

Desde Huarte nos encaminamos a Sarrigurren donde tomamos la carretera de Pamplona hasta Olaz y atravesamos Gorraiz en dirección a Ardanaz. A la altura del kilómetro 20 (marcado), nace un camino por Ardanaz, que llega a la cima del Malkaiz, desde donde podemos observar la vertiente oeste de la cuenca de Pamplona y las estribaciones de los Pirineos por el noroeste.

Descendemos por el sendero hasta un cruce de caminos entre Egüés y Ardanaz. El siguiente punto del camino es la subida a Tangorri desde donde descenderemos, dirección a Arizko. En este punto divisaremos el camino que nos va a llevar a Lakidain.

Al llegar a una curva pronunciada, no tomar el camino que desciende por la derecha y continuar a la izquierda para ascender por el borde del pinar hasta alcanzar la cresta. Al final encontraremos un cortado de rocas. Descender con cuidado y tomar el sendero, a la derecha nos llevará, de palomera en palomera, hasta el collado de Lakidain.

Continuamos y en cuatro minutos alcanzamos otro collado desde el que iniciamos el ascenso a peña Lakidáin. En este punto, fuerte y cortada subida hasta el castillo en ruinas de Irulegi.

Siguiendo la perpendicular de la Higa de Monreal, salimos a un despejado que nos conduce a una fuerte pendiente que debemos descender y que nos lleva al cruce del camino de Idoate – Ilundáin.

Ascendemos de frente a Las Bandericas y bajamos hacia Urramendi – Góngora. El terreno es muy cerrado. Seguir hacia el sur hasta encontrar una palomera. Continuamos por una senda que desciende a la izquierda y que nos conducirá a una gran pista forestal.Llegamos al término llamado El Hayedal desde donde se asciende a Cemboráin. Subimos y bajamos por el mismo camino. Al bajar, seguimos hasta una alambrada que nos llevará a la torre eléctrica más alta y que comunica los valles de Unciti y Aranguren.

Alcanzaremos el collado Andricáin y descendemos por senda a la derecha, dirección a Labiano, hasta la ondonada desde donde vemos el cerro de La Vizcaya.

En la confluencia de los caminos de Labiano – Unciti, seguimos de frente, dirección sur, bordeando los labrados y tomamos una senda que sale de la parte superior del labrado. Seguimos a la derecha, dirección a Noáin, por la cima de La Vizcaya donde entroncamos con la pista que viene de la derecha. Salimos a un despejado desde donde sale una pista ancha que nos conduce a la sierra de Tajonar y al depósito de aguas de Noáin. Descendemos por la carretera. A nuestra izquierda hay un paso subterráneo que cruza la autopista y que nos guía a Noáin. A través de un acueducto abandonado, cruzamos la autopista para alcanzar Beriáin.


<< volver