Otros atractivos turísticos

La villa de Huarte encierra en si misma un doble interés. Por un lado los atractivos que posee y el entorno natural en el que se asienta y por otro ser un punto geográfico privilegiado por su proximidad a los espacios naturales más interesantes de la geografía Navarra.

Dentro de las peculiaridades de nuestra villa destacan los aspectos arquitectónicos del Barrio de San Esteban con sus casas singulares de sabor añejo. O la Iglesia de San Juan que comenzó su andadura por el siglo XIII y que ofrece al visitante atractivos suficientes para su interés. La modernidad también tiene su lugar en nuestra villa. Los edificios singulares de la Escuela Infantil y el Colegio Publico Virgen Blanca son una buena prueba de ello. El edificio que actualmente ocupa el local juvenil-UGAZTE es también un atractivo más de nuestra villa por la arquitectura del edificio donde se aloja, obra del arquitecto navarro Victor Eusa.

La alternativa de ocio de nuestra villa se complementa con el Centro Comercial Itaroa donde puede encontrar las más modernas instalaciones deportivas, una amplia gama gastronomica, multicines y talasoterapia.

La villa de Huarte dispone de un entorno único. Asentada a la orilla del Arga y a las faldas del monte Miravalles, a través del cual discurre el Camino de Santiago, Huarte dispone de una gran cantidad de posibilidades de turismo verde. A 40 minutos en coche de los bosques de Iratí, de los valles del Roncal y a menos de 20 minutos de la Foz de Lumbier, Huarte se consolida como centro de partida de multitud de rutas y excursiones.

Cerca de Huarte se encuentra el Museo Jorge Oteiza que en si mismo justifica cualquier visita para contemplar la obra tan magnifico escultor. A la misma distancia, 5 minutos en coche, se encuentra Pamplona y su caso histórico lo que hace de Huarte un enclave central en la geografía navarra.